bolsitas para almacenar leche materna

Bolsas para la leche materna

La demanda de las bolsas para la leche materna ha crecido mucho en los últimos años, y eso es una buena señal por varios motivos. El primero, porque esto nos indica que cada vez más mamás deciden dar el pecho a sus bebés y compatibilizar la lactancia materna con otro tipo de alimentación, por lo que necesitan recurrir a las bolsas para congelar leche materna y poder hacer uso de la leche posteriormente. Otro motivo que ha propiciado el auge de las bolsitas para guardar la leche materna es la conciliación de la vida laboral de la madre y compartir las tareas de criar al bebé junto con nuestra pareja. Otro de los motivos de la demanda de bolsitas para la leche materna es porque, buena parte de las mamás que dan el pecho a sus pequeños genera leche de calidad en grandes cantidades y deciden donar parte de esta a los bancos de leche materna de los hospitales, lo cual es una muy buena noticia para toda la sociedad, ya que el consumo de leche materna en bebés prematuros les ayuda a desarrollarse más sanos y a fortalecer su sistema inmunitario, tan poco desarrollado por su nacimiento antes de tiempo.

Características de las bolsas de leche materna

Como decíamos, la demanda de bolsitas para congelar leche materna ha crecido, por lo que no nos será difícil encontrarlas disponibles en la farmacia. En Farmadistrict disponemos de bolsas para guardar la leche materna, pero antes de mostrarte cuáles creemos que pueden ser las mejores que puedes encontrar, vamos a darte más información sobre ellas que seguro te ayudarán a responder dudas al respecto de estas bolsitas.

  • Propiedades. La leche materna extraída en bolsitas conserva la mayoría de sus beneficios para la salud del bebé, lo que la convierte en su mejor alimento cuando no estáis juntos. La leche materna siempre es mejor opción que cualquier leche de fórmula, por eso te aconsejamos que apuestes por este tipo de leche siempre que sea posible.
  • Facilidad de uso. Seguro que algunas de las preguntas que primero te surgen al hablar de las bolsitas para guardar leche materna es si son fáciles de usar. En ese aspecto puedes estar tranquila,  ya que la utilización de las bolsas de almacenamiento de leche materna es muy sencilla. Estas bolsitas cuentan con una boquilla que permite verter cómodamente la leche desde el biberón y un cierre de zip para abrirlas y cerrarlas con facilidad. Además, gracias a su base ancha aportan gran estabilidad y hace que la bolsa se sostenga de pie, evitando derrames de leche haciendo que este proceso de almacenar leche sea totalmente higiénico.
  • Higiene. Las bolsas para almacenar la leche materna están pre-esterilizadas, por lo que no es necesario lavarlas ni hervirlas antes de su utilización. Las bolsas de almacenamiento de leche materna están listas para usarse desde el momento que las abrimos de su envoltorio protector.
  • Composición. Este es uno de los aspectos que más preocupan a las mamás. La pregunta de ¿es seguro el material del que están fabricadas estas bolsitas? es una de las extendidas. Desde Farmadistrict te decimos que puedes estar tranquila, que el material con el que están realizadas es 100% seguro. Las bolsas para congelar o almacenar leche materna están realizadas con polietileno, libre de Bisphenol A. Éste es un material resistente que nos asegura un almacenamiento seguro y práctico.
  • Control.  Las bolsas para el almacenaje de leche materna cuentan con un espacio en el que poder hacer anotaciones y que, además cuenta con una escala de medición que nos ayudará a llevar un control de la fecha de extracción de la leche y la cantidad queda en la bolsita. Gracias a ello podemos llevar un control minucioso de la fecha y de la cantidad de la leche.
  • Almacenaje. Las bolsas para almacenar leche materna disponen de un sistema de protección con autocierre doble que evita las fugas del líquido del interior. Estas bolsas son aptas para guardar en nevera y en el congelador. Además, por su forma plana ocupan poco espacio, pueden apilarse unas encima de otras y facilitan una descongelación rápida de la leche.

¿Cómo almacenar leche materna en casa?

Como ya sabes, es posible almacenar, transportar y calentar la leche materna de forma práctica e higiénica. Su almacenamiento en casa es muy sencillo, puedes guardarlas en el frigorífico o en el congelador. Cada forma de almacenamiento tiene una serie de características propias, solo tienes que prestar atención a las siguientes recomendaciones para que se conserve de la mejor manera.

Guardar leche materna en la nevera

Enfría la leche materna lo antes posible tras su extracción. Nada mas extraer la leche materna guárdala en bolsas de almacenamiento y enfríala lo antes posible. Para ello te recomendamos que sitúes la bolsa de leche materna en la parte más fría de tu nevera, la cual suele ser la parte posterior del estante inmediatamente superior al de las verduras. te desaconsejamos que guardes las bolsas de leche en la puerta del frigorífico ya que la temperatura en esta parte es menos consistente. Si deseas añadir leche a una bolsita en la que todavía queda espacio puedes hacerlo siempre y cuando la leche que se vaya a añadir se haya enfriado previamente en la nevera. Lo que está totalmente desaconsejado es que añadas leche a temperatura ambiente a un recipiente con leche que ya esté fría.

Guardar leche materna en el congelador

Si lo que quieres es conservar la leche materna durante más tiempo es importante que la congeles lo antes posible tras su extracción. Para ello utiliza una bolsa para almacenar leche materna y deposítala en la parte trasera del congelador, pero alejada de las paredes en aquellos congeladores con función de autodescongelación. Puedes añadir más leche a la bolsita si aún dispone de mucho espacio libre, pero recuerda que tiene que haber sido enfriada previamente en la nevera. Un consejo muy importante es que no llenes al máximo las bolsas, con guardar raciones de 60 ml es suficiente, ya que al congelarse la leche materna se expande, y porque con esta medida nos aseguramos hacer uso de raciones pequeñas de leche sin desaprovecharlas.

 

¿Cuánto tiempo dura la leche materna almacenada?

Dependiendo del lugar de almacenamiento de la leche ésta durará más tiempo, o menos, apta para su consumo:

  • Si optas por dejar la leche extraída a temperatura ambiente (de 16 °C a 25 °C) el tiempo puede ir de 4 a 6 horas, aunque lo recomendable es no exceder las cuatro horas.
  • Si guardas la leche en el frigorífico, a una temperatura de 4 °C o inferior, puedes almacenar la leche hasta tres días. Es posible extenderla hasta los  cinco días, pero esta no es la mejor opción.
  • Cuando guardamos la leche materna extraída en el congelador (–18 °C) podemos conservarla de seis a nueve meses, aunque es recomendable no exceder el medio año de almacenamiento.

Estas son unas recomendaciones básicas y generales de almacenamiento de leche materna, pero es posible que en tu hospital te pongan pautas más estrictas si tu bebé es prematuro o se encuentra en la unidad de cuidados intensivos de neonatos.

¿Cómo descongelar la leche materna de las bolsas?

Para hacer uso de leche materna que hemos congelado hay que seguir una serie de recomendaciones que nos permitan asegurar la calidad e integridad del alimento. Veamos cuáles son:

  1. Lo mejor es descongelar la  leche materna en la nevera. En unas 12 horas estará totalmente descongelada. Puedes colocar la bolsa de leche congelada en agua templada, sin sobrepasar los 37 °C de temperatura. ¡Importante! no es nada recomendable que descongeles la leche materna a a temperatura ambiente ni en el microondas, ya que se pueden dañar las propiedades nutritivas y protectoras de la leche.
  2. Una vez que la leche se ha descongelado por completo puedes mantenerla en el frigorífico durante 24 horas, o a temperatura ambiente durante dos horas como máximo.
  3. No vuelvas a congelar leche materna que ya haya sido descongelada previamente.
  4. Para calentar la leche materna descongelada o extraída lo mejor es colocar el biberón o la bolsa de leche materna en un recipiente con agua tibia durante unos minutos hasta que adquiera una temperatura similar a la corporal, es decir, unos 37 °C y mueve la leche suavemente para mezclar la grasa y capas de la leche que hayan quedado separadas. También puedes usar un calienta biberones.

¿Cuáles son las mejores bolsas para almacenar leche materna?

En la actualidad podemos encontrar fácilmente en las farmacias bolsas para congelar la leche materna. En Farmadistrict hemos realizado una selección de las mejores bolsas para guardar leche materna que te serán de gran ayuda. Además, recuerda que con Farmadistrict puedes tener todos nuestros productos cómodamente, sin salir de casa y con la seguridad y garantía que te ofrecemos como farmacia de toda la vida.

Medela Pump & Save Bolsa Para Leche Materna 25 Uds

Bolsas de almacenamiento de leche materna que permiten almacenar, transportar y calentar la leche materna de forma práctica e higiénica.

Medela Pump & Save Bolsa Para Leche Materna 25 Uds

Haz click sobre la imagen para verlo


Nuk Bolsas Para Leche Materna 25 Unidades

Bolsas especiales para almacenar la leche materna en la nevera y congelador.

Nuk Bolsas Para Leche Materna 25 Unidades

Haz click sobre la imagen para verlo


Suavinex Bolsas Almacenaje Leche Materna 25 Unidades

Bolsas para almacenar leche materna durante la lactancia materna.

Suavinex Bolsas Almacenaje Leche Materna 25 Unidades

Haz click sobre la imagen para verlo

Deja un comentario