crema para cuidar del pezón en la lactancia

Cuidado del Pezón en el embarazo y la lactancia

Amamantar a nuestro bebé es una experiencia única de la que solo las mamás podemos disfrutar. Hay madres que no dan el pecho a su bebé, bien por decisión propia, bien porque no producen la suficiente cantidad de leche o bien por problemas derivados de la lactancia que hacen que se vean obligadas a abandonar la lactancia materna. Entre las mamás que deciden dar el pecho existen varias preocupaciones y una de ellas es el cuidado del pezón. Seguramente tú misma has llegado a nuestro artículo buscando información sobre crema pezón lactancia, así que desde Farmadistrict vamos a darte información de calidad sobre esto.

La lactancia es buena tanto para el bebé como para la madre. El acto de amamantar no debería ser un problema y no debería causarnos dolor, sin embargo para muchas mujeres la realidad es muy diferente. Algunas mamás primerizas experimentan hipersensibilidad del pezón en lactancia durante los primeros días de vida de su bebé. Aproximadamente durante la primera semana es cuando aparecen estas molestias que puede atribuirse a cambios producidos en la piel durante el puerperio o a complicaciones de la lactancia.

Mostrar un pezón irritado en la lactancia, además del escozor y dolor que nos produce, puede derivar en la aparición de grietas en el pezón causando molestias mayores en la madres, lo que hace que incluso algunas se planteen abandonar la lactancia materna. Para que no ocurra esto lo ideal es empezar a cuidar el pezón un mes antes del parto o incluso antes.

En Farmadistrict te vamos a recomendar algunas cremas para cuidar el pezón aptas para la lactancia que te ayudarán a prevenir y aliviar las molestias.

Crema antigrietas:  alivio del dolor del pezón en la lactancia

Es común que, a pesar de tomar todas las precauciones y buenas prácticas a la hora de dar el pecho a nuestro bebé,  los pezones se irriten y lleguen a aparecer las temidas grietas. Estas heridas causan dolor y, en algunos casos, pueden llegar a sangrar e incluso infectarse. Reconocer los primeros síntomas es fundamental para frenar la aparición de grietas en el pezón y prevenir problemas mayores: si muestra un color enrojecido, como si se hubiera quemado, esto nos indicará que es hora de tomar medidas.

Existen cremas para grietas en el pezón que nos serán de gran ayuda. Con el uso de cremas para pezón agrietado aliviaremos la irritación y la sensación de dolor, además de contribuir a reparar y regenerar la piel del pezón de forma más rápida. Lo más importante a la hora de elegir una crema antigrietas para pezón es fijarnos en su composición. La crema para pezón agrietado por lactancia debe ser específica para este uso, y elegirse por sus componentes para no irritar al pezón ni dañar o interferir en la lactancia del bebé. Es importante que la crema para pechos en la lactancia cuenten con componentes hidratantes, emolientes, regeneradores y cicatrizantes que nos aporten un plus de cuidado a la hora de cuidar, reparar y proteger la piel sensible y delicada del pezón. Además, estos principales ingredientes activos ayudan a potenciar la elasticidad de la piel lo que las convierten en cremas para pezón durante el embarazo, las cuales están recomendadas aplicarse a partir del 7º mes de embarazo para ir preparando el pezón para la lactancia.

Algunos de los principales ingredientes activos que debe contener una buena crema antigrietas para pezón son:

  1. Centella asiática, que actúa mejorando la elasticidad de la piel y favoreciendo la cicatrización de heridas.
  2. Aloe Vera, por su alta aportación de propiedades reparadoras, cicatrizantes y calmantes.
  3. Dexpantenol al 5% es usado en cremas medicinales como un potente cicatrizante con acción antiinflamatoria y, lo más importante, no es esteroidal.
  4. Glicerina, que nos aportará una dosis extra de hidratación a una piel sensible y delicada como es la del pezón.
  5. Lanolina, que nos ayudará a recuperar los niveles normales de grasa en la piel para equilibrarla y contribuye a reforzar la protección natural de la dermis.

6 consejos clave para el cuidado de los pezones durante la lactancia

Los pezones son una parte de nuestro cuerpo que requieren de una atención especial tanto durante el embarazo como en el post parto y periodo de lactancia. Proteger la piel del pezón y prevenirla ante la aparición de grietas es fundamental para que no experimentemos dolor en la lactancia y podamos disfrutar de una experiencia plena al amamantar a nuestro bebé. Para ayudarte en el cuidado del pecho en la etapa de la lactancia te traemos una serie de consejos:

  • Lavado del pecho. Seguro que una de tus preocupaciones es mantener los pezones limpios, pero cuidado, no debes sobrepasarte con ello ya que puede ser contraproducente. El motivo radica en que las protuberancias de la areola de nuestro pezón, llamadas glándulas de Montgomery, segregan un aceite que ayuda a hidratar y proteger los pezones. Si lavamos continuamente la zona del pecho contribuimos a que los jabones y geles eliminen dicho aceite provocando sequedad  en la piel y con ello irritación e incluso grietas en el pezón. Lo recomendable es que únicamente laves los pechos con agua cuando te bañes o te duches.
  • No frotes los pezones. Después de limpiar o lavar el pecho deja que se seque al aire o, como mucho sécalo muy suavemente con una toalla. En ningún momento frotes los pezones y así evitarás que se irriten en exceso ya que con el lavado se habrá eliminado su hidratación. Tampoco hagas caso de la creencia de que frotarse los pezones es bueno para endurecerlos, esto es un falso mito que lo único que puede causarte son molestias mayores.
  • No limpies los pezones antes de mamar, si la crema antigrietas que estás usando así lo indique. El motivo no es otro que las bacterias que existen en la superficie de nuestro pecho pueden contribuir en el buen desarrollo del microbioma intestinal del bebé.
  • Aprovecha la leche materna para sanar los pezones. Con unas gotas de leche materna fresca realiza un suave masaje en el pezón antes y después de las tomas y verás como éstos comienzan a estar mas aliviados y como la leche materna sirve de ayuda para sanarlos.
  • Mantén los pechos secos. Ayúdate de los discos absorbentes para mantener la zona del pezón alejada de la humedad el mayor tiempo posible con el objetivo de reducir el riesgo de infecciones por hongos o bacterias, como la candidiasis. Cambia los discos absorbentes cada vez que sea necesario.
  • Respeta los tiempos entre tomas. Hay mamás que piensan que si aumentan el tiempo entre tomas sus pezones sufrirán menos y con ello se disminuirá el dolor. Sin embargo esto no es ni mucho menos lo más importante, en estos casos lo que prima es que tu bebé tiene que ser alimentado cada vez que lo demande para así crecer sano. Además, no debes olvidar que con la frecuencia de las tomas propiciamos que se genere y mantenga el suministro de leche.

Estos consejos nos ayudarán a cuidar de nuestros pezones mientras amamantamos a nuestro bebé. Sin embargo puede ser normal que necesitemos una ayuda extra y el uso de crema para pezón durante la lactancia puede ser una gran solución. En Farmadistrict hemos realizado para ti una selección de las mejores cremas para evitar las grietas del pezón en la lactancia:

Isdin Woman Gel Cuidado Del Pezón 30 G

Gel que hidrata, calma y alivia el picor. Previene y repara grietas.

Isdin Woman Gel Cuidado Del Pezón 30 G

Haz click sobre la imagen para verlo


Mustela Maternidad Balsamo Lactancia Cuidado Pezón 30ml

Protege la piel del pezón para prevenir la aparición de grietas, alivia rápidamente la sensación de irritación y ayuda a reparar y regenerar la piel, en caso de grietas

Mustela Maternidad Balsamo Lactancia Cuidado Pezón 30ml

Haz click sobre la imagen para verlo


Trofolastin Cuidado Del Pezón 50ml

Es una para cuidar y proteger la piel del pezón y prevenir la aparición de dolorosas grietas durante la lactancia.

Trofolastin Cuidado Del Pezón 50ml

Haz click sobre la imagen para verlo

 

Deja un comentario