Melatonina

La melatonina es conocida como la hormona del sueño y ello se debe a que esta hormona, producida en el cerebro, interviene en el proceso del sueño y de la vigilia.

La hormona de la melatonina se produce a partir del Triptófano, gracias al cual nuestro cuerpo es capaz de producir serotonina, la encargada de favorecer a nuestro organismo la fabricación de melatonina, la hormona con la que regulamos nuestro “reloj biológico”.

Funciones de la melatonina

Como acabamos de comentar, la melatonina es la encargada de regular nuestros ciclos de sueño y vigilia, nuestro ritmo circadiano, pero ¿cómo funciona la melatonina? Explicado de una forma sencilla podríamos decir que la melatonina es la encargada de provocarnos el sueño. Esta hormona con la ausencia de luz (noche), ve influenciada su secreción que aumenta su presencia en nuestro cuerpo llevándonos al estado del sueño y despertándonos cuando los niveles de melatonina disminuyen.

El aumento de las horas de sol o de luz en la primavera y el verano está relacionado con algunos trastornos del sueño. A más horas de luz menos producción de melatonina y menos sueño. De sobra es conocido que dormir las horas adecuadas y tener un sueño reparador tiene grandes beneficios para nuestro cuerpo.

Además, la melatonina también interviene en la mejora del sistema inmunológico ya que ayuda a aumentar nuestras defensas y combatir algunas infecciones.

Melatonina en los alimentos

La salud del cuerpo humano está ligada estrechamente a la realización de una dieta variada y equilibrada. Hay algunos alimentos que son ricos en triptófano y que pueden ayudarnos a la hora de favorecer la fabricación de melatonina por nuestro organismo. Algunos de estos alimentos son los huevos, las legumbres, los frutos secos, el queso, el plátano, el pavo o el chocolate negro.

Sin embargo, en muchas ocasiones el aporte de triptófano a nuestro organismo no es el suficiente para lograr que este fabrique la melatonina necesaria para poder dormir de manera óptima. En esta situación será necesario que ayudemos a nuestro cuerpo con la ingesta de complementos alimenticios ricos en triptófano que nos ayuden a alcanzar unos niveles óptimos de melatonina.

Cuándo tomar melatonina

Son varios los casos en los que podemos recurrir a los complementos a base de melatonina para conciliar el sueño. El más común se da cuando nos cuesta mucho conciliar el sueño, es decir, cuando aunque sigamos un horario adecuado a la hora  de irnos a dormir no logramos conciliar el sueño. 

También está recomendada la ingesta de estos complementos para combatir el jet-lag, es decir para superar esa desincronización de horario y ritmo biológico que aparece al viajar.

Otro de los casos en los que son de gran ayuda estos complementos ricos en triptófano son para personas que trabajan en horarios nocturnos y que después tienen que dormir durante el día.

Deja un comentario