Termómetros

Los termómetros son aparatos de medición médica que se encargan de registrar la temperatura corporal. Un termómetro es una herramienta perfecta para poder saber si alguien en casa está o no incubando (tiene) un proceso febril. recordemos que la fiebre es uno de los primeros síntomas en cualquier proceso vírico o bacteriano Además, puede ser muy útil cuando contamos con niños pequeños en casa, pues suelen ser bastante normales los procesos de fiebre en la infancia. En Farmadistrict contamos con una amplia variedad de termómetros digitales.

    No se encontraron productos que concuerden con la selección.

    Qué es un termómetro médico

    Los termómetros son instrumentos que nos ayudan a medir la temperatura corporal. Son aparatos de medición precisos y prácticos que han mejorado muchísimo a lo largo de la historia. Los antiguos termómetros, los que se fabricaban con mercurio y que ya no están permitidos, funcionaban en base a la dilatación térmica del metal al exponerse al calor corporal. Ahora estos también existen , pero el mercurio ha sido sustituido por Galio generalmente.

    En la actualidad, los termómetros digitales son bastante fiables, ya que estos funcionan mediante dispositivos traductores que, a través de circuitos electrónicos, convierten en números las oscilaciones de tensión recogidas mostrando posteriormente  la temperatura en una pantalla digital. Los termómetros digitales basan sus mediciones en propiedades eléctricas. La variación de temperatura altera las propiedades eléctricas del sensor aumentando o reduciendo su conductividad.

    Existen diferentes tipos de termómetros digitales, podemos distinguir dos grandes grupos dependiendo del principio de medida que utilizan, así, por un lado encontramos los termómetros infrarrojos (que son los de no contacto) y los termómetros basados en sensores eléctricos.

    En cuanto a los termométros de farmacia de no contacto, este tipo de termómetros son capaces de medir la temperatura a través de infrarrojos que son, a pesar de todo, los menos. fiables.Nota:

    Qué debemos hacer ante un caso de fiebre

    Tener un termómetro para la fiebre nos permite controlar la temperatura corporal en casa sin tener que acudir a un médico o farmacia para realizar una primera medición. Caso distinto es que en los resultados de las mediciones encontremos una temperatura anormalmente alta o preocupante, entonces sí debemos acudir al especialista.

    En el caso de los niños, por ejemplo, consideraremos que tienen fiebre cuando la medición rectal sea superior a los 38ºC. Si se toma la temperatura en la boca, deberá ser superior a 37,5ºC. Asimismo, si la medida se hace a través de la axila, el niño tendrá fiebre a partir de los 37,2ºC.

    En el caso de los adultos, podemos considerar que hay fiebre supere los 37,2ºC. Es importante que tengas en cuenta la hora del día en que tomas la temperatura corporal ya que ésta suele ser más alta por la noche.

    Hay que tener en cuenta que la fiebre es un proceso natural del organismo que nos ayuda, entre otras cosas, a defendernos de las infecciones, por tanto la fiebre en sí no representa un problema si no sobrepasa ciertos límites. Sin embargo, cuando presentemos una temperatura superior a 38,5-39ºC este será motivo más que suficiente para acudir al médico. No obstante, antes de llegar a esas cifras podemos tratar de aliviar la fiebre, pero en el caso de que nuestros esfuerzos sean en vano deberemos acudir al médico.

    Algunas recomendaciones a la hora de tratar la fiebre son evitar el exceso de abrigo, y también beber un litro y medio o dos de agua para ayudar al cuerpo a regular la temperatura naturalmente y evitar casos de deshidratación. En el caso de los niños es recomendable desnudarlos si son menores de seis años y darles un baño con agua siempre templada, nunca fría o caliente.

    De forma general y si no hay ninguna patología o complicación, el médico nos recetará antipiréticos o antitérmicos, sin embargo en el caso de que la fiebre esté debida a una infección, los médicos se encargarán de suscribir los antibióticos pertinentes para tratar dicha infección.

    Tipos de termómetros

    Podemos encontrar diferentes tipos de termómetros en la actualidad. Por un lado está el termómetro de cristal sellado, el clásico. Este termómetro, en su origen, incluía mercurio para poder medir la temperatura, sin embargo, en la actualidad el uso de este metal está prohibido y ha sido sustituido por una aleación de indio, galio y estaño. El termómetro clásico  está pensado para usarse en la axila o en la boca y cuenta con una lente de aumento que nos permite ver de forma más fácil la temperatura.

    Por otro lado está el termómetro digital. Este tipo de termómetro suele contar con una punta flexible para tomar la temperatura de una forma más sencilla Los termómetros digitales son especialmente útiles cuando hay niños en casa. La medición se hace en pocos segundos y tras un pitido podemos observar la temperatura en su pantalla.

    También existen termómetros para bebés de no contacto . Estos termómetros son dispositivos de medición mucho más sencillos de usar. Los termómetros para bebés pueden tomar la temperatura de dos zonas del cuerpo como son la frente o el oído. Estos termómetros miden la temperatura corporal con infrarrojos, para ello utilizan una lente que detecta y lee la energía infrarroja que emana la piel de la frente. Los termómetros de oído perciben el calor que emite el tímpano y su tejido circundante.

    En la parafarmacia online de Farmadistrict puedes encontrar termómetros de diferentes tipos para que puedas comprar el que más se ajuste a tus necesidades.

    Categorías

    • No existen categorías de producto.

    SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

    Descuentos en productos de parafarmacia

    Y recibe tu cupón descuento para canjearlo en tu primera compra.

    Cerrar
    Utilizamos cookies propias y de terceros para mantener la sesión, personalizar la experiencia del usuario y obtener estadísticas de uso de la web. Leer más